Categories
news

ORNAMENT is #1 among the 20 best electronic albums of 2020 by Hipersónica

20 años lleva ya Zavoloka al pie del cañón. Frente a todo su repertorio anterior, la ucraniana no solo ha mejorado sus registros sonoros anteriores, sino que ha perfeccionado de forma superlativa aquellas aristas sonoras que mejor le definen. Desde la experimentación que jalona su percusión techno, mucho más contenida, pero totalmente eléctrica, lo que genera un gancho del que es difícil escapar, hasta una ambientación utilizada minuciosamente, el resultado global es un trabajo apabullante. Un larga duración sin ostentaciones, con solo siete cortes, pero en los que no hay tregua. A través de secuencias sencillas, un motor en constante ebullición, con trazas de ambient techno que generan esa atmósfera oscura, a veces invadido por esa coraza eléctrica que rodea todos los temas, Ornament (Prostir, 2020) es también un viaje tremendamente evocador.

A pesar de ese corsé relativamente sencillo sin grandes florituras, es un disco incontestable y directo, que golpea sin ambages y que también tiene sus momentos de relativo respiro. Quizá el máximo exponente del ADN de Ornament sea precisamente el tema que da nombre al disco, con unas sacudidas de techno cortante y secuencial que cuando vuelven a empezar, lo hace con cajas de ritmo añadidas y con un aumento de la frecuencia; más y más intensidad. Una forma de adentrarse en una angustiosa persecución sin escapatoria, acongojante, pero enormemente adictiva por esa sencillez de percusión desnuda sin adornos que describe todos los momentos de un disco que, ojalá, sea parecido a cómo va a sonar 2021. Paisajes inhóspitos y nevados desde el Este pero con sacudidas vitales como este Ornament y sus últimos retazos de percusión, antes de desvanecerse con un ambient precioso. Fabuloso.